Periodistas Vs Periodistas; Guerra Sucia contra Gildo Garza, Director del Programa de Agravios a Periodistas de la CNDH

Periodistas Vs Periodistas; Guerra Sucia contra Gildo Garza, Director del Programa de Agravios a Periodistas de la CNDH

12 febrero, 2020 0 Por J. Jesús Lemus

Por demás está demostrada la falta de solidaridad en el gremio periodístico. Esa es una realidad insoslayable. A diferencia de otros gremios profesionales en el país, el de los periodistas es un sector fraccionado en grupos donde se lanzan unos contra otros, blandiendo como su principal arma la denostación. Esa es una de las principales causas por las que el gremio informativo nacional hoy se encuentra bocabajo.

La prueba más evidente de la crisis a la que los propios periodistas han llevado al gremio, es la guerra sucia en la que se ha visto envuelto el periodista Gildo Garza, quien luego de ser nombrado por la presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Ibarra Piedra, como Director General del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles, ha sido atacado por un grupo de comunicadores.

Gildo Garza Herrera fue designado al frente de la principal encomienda que vela por la seguridad de los periodistas porque es un comunicador agraviado por la violencia. Desde hace más de tres años se encuentra desplazado de Tamaulipas, a causa de amenazas de muerte vertidas por el crimen organizado, por lo que sabe de las dificultades para ejercer la profesión en medio de la ola de violencia que azota al gremio.

Este periodista tamaulipeco, que hoy vive en el destierro como otros cientos de comunicadores, sabe lo que es el abandono del sistema, ha padecido en carne propia no solo la persecución criminal de quienes lo quieren callar sino la ignominia del Estado, que hasta hoy ha hecho como que nada pasa frente a las cada vez más crecientes zonas de silencio informativo en todo el territorio nacional.

Pero lejos de que esta designación, de un verdadero periodista desplazado al frente de la Dirección General de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles fuera motivo de beneplácito para los comunicadores, por tener a un igual dentro de la CNDH que puede entender plenamente los problemas de los comunicadores agraviados, ha causado molestia y escozor entre un grupo comunicadores.

La Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos (AMPDA), encabezada por el periodista Omar Bello Pineda, ha calificado la ola de descalificaciones –que sin fundamento- ha vertido desde las redes sociales un grupo de comunicadores inconformes con la designación de Gildo Garza, como “una guerra sucia, auspiciada por el conservadurismo de derecha, financiada por el PAN”.

En conferencia de prensa de la AMPDA, Omar Bello Pineda señaló como artífice de esta campaña de denostación contra Gildo Garza, al empresario de medios en Quintana Roo, Amir Ibrahim Mohamed Alfie, quien disputa también el control de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos, de la que en algún momento también formó parte en la fundación de la organización y su estructura.

A esta campaña, para empañar el nombre de Gildo Garza y su función como garante del programa de agravios a comunicadores de la CNDH, también se han sumado funcionarios del Mecanismo de Protección de Periodistas de la Secretaría de Gobernación, incluso algunos representes de las organizaciones supuestas defensoras de derechos de periodistas como Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras (RSF), encabezadas por Ana Cristina Ruelas y Balbina Flores, quienes ven amenazados sus intereses con la llegada de este periodista a la dirección del Programa de Agravios a Periodistas de la CNDH.

A Gildo Garza se le ha acusado de lo más ínfimo a lo más burdo: se ha acusado de mal hablado hasta de desobligado, pero nada se le ha encontrado entorno a su labor profesional, ni a su ejercicio como comunicador vertical, explicó Omar Bello, quien considera que los ataques siguen siendo una reacción de algunos periodistas ligados a sectores sociales ofendidos por el trabajo informativo del hoy director del programa de agravios a periodistas.

No hay que olvidar que Gildo Garza, en pleno uso de su labor informativa, fue el comunicador que solicitó al Instituto Federal de Acceso a la Información, copia de los estudios clínicos del presidente Andrés Manuel López Obrador, los que el mismo Jefe del Ejecutivo denostó de manera pública en una conferencia de prensa, de “las mañaneras”.

Otra de las causas por las que Omar Bello Pineda considera que Gildo Garza está siendo víctima de la guerra mediática sucia que se ha institucionalizado en varios medios de comunicación, es porque hay temor de que Gildo Garza, desde su posición en la CDH “descubra las irregularidades dentro del mecanismo federal de protección que finalmente llevaron el asesinato de ocho colegas bajo protección oficial”.

De igual forma, el presidente de la AMPDA considera que “quienes no quieren a Gildo Garza en la CNDH, son aquellos que han mantenido un trabajo arbitrario hacia los beneficios que la Ley le otorga a cada víctima. Los que abusaron del engaño a la institución, disfrazándose de periodistas para lograr apoyos, y otra serie de beneficios que deberían ser para verdaderos periodistas en peligro”.

Finalmente, Omar Bello señaló como responsables de los ataques contra el director del Programa de Agravios a Periodistas de la CNDH, a quienes integran la Asociación de Periodistas de México, entre los que se encuentran los comunicadores Jesús Medina Aguilar, actual Presidente de esa organización; Amir Ibrahim Mohamed Alfie, Secretario y apoderado legal, y Carlos Domínguez, tesorero.