Una pistola y 15 mil pesos, eso costó la muerte del periodista Javier Valdez; logra la FEADLE inculpar al Mini Lic, autor intelectual del homicidio

Una pistola y 15 mil pesos, eso costó la muerte del periodista Javier Valdez; logra la FEADLE inculpar al Mini Lic, autor intelectual del homicidio

24 enero, 2020 0 Por J. Jesús Lemus

Una pistola y 15 mil pesos fue lo que pagó “El Minilic” Dámaso López Serrano por privar de la vida al periodista Javier Valdez Cárdenas. En eso tasó el narcotraficante la vida del comunicador. Ordenó su muerte porque Javier nunca quiso ser vocero del Cartel de los Dámaso, el que encabezó en Sinaloa y Nayarit, Dámaso López Nuñez, “El Lic”.

Según declaraciones de dos de los tres implicados en el asesinato del comunicador, Javier Valdez fue contactado varias veces por Dámaso López Serrano, para que difundiera información que convenía al cartel liderado por Dámaso López Nuñez en la confrontación que mantenía ese agrupación criminal con la fracción del cartel de Joaquín Guzmán Loera, pero el periodista siempre se negó a ello.

Esa fue la razón por la que “El Minilic” decidió asesinar a Javier Valdez. Encomendó la tarea a tres de sus sicarios más letales: los primos Heriberto Picos Barraza, “El Koala” y Juan Francisco Picos Barrueto, “El Quillo”, así como a Luis Idelfonso Sánchez Romero, “El Diablo”, a los que inicialmente les ofreció un pago de 20 mil pesos a cada uno, pero finalmente el asesino intelectual –una vez que se cumplió el asesinato- solo pagó una parte de su deuda.

De los 20 mil pesos prometidos para cada uno de sus sicarios, “El Minilic” solo pagó a “El Koala” con una pistola calibre .45 que traía fajada al cinto en ese momento. Era una pistola niquelada con las leyendas “El Minilic” por un lado y por el otro “Licenciado”. También le entregó al Koala un total de 15 mil pesos en billetes de 100 dólares para que diera “un abono” a “El Diablo” y “El Quillo”, lo que nunca sucedió.

Al periodista Javier Valdez lo asesinaron los tres emisarios de “El Minilic”, el día 15 de mayo del 2017, en el municipio de Culiacán, Sinaloa, cuando el comunicador salió de las oficinas del periódico Rio Doce, el que fue fundador y su principal casa editora. “El Koala” manejaba el auto con el que se le cerró el paso al automóvil que conducía el periodista. Fue “El Diablo” el primero en bajar de su unidad para encañonar a Javier Valdez y obligarlo a descender. “El Quillo” también descendió para cubrir las acciones de sus compinches.

Según se establece en las actuaciones ministeriales de “El Koala” y “El Quillo”, fue “El Koala” el que accionó en repetidas ocasiones su pistola .9 milímetros para privar de la vida al periodista, aunque también se establece que “El Diablo” impactó con al menos un disparo el cuerpo de Javier Valdez y en el suelo, dándose posteriormente los tres asesinos a la fuga.

De los tres ejecutores de este asesinato, solo se logró la captura de “El Koala” y “El Quillo”, porque “El Diablo” fue asesinado, en un aparente ajuste de cuentas entre narcotraficantes, solo cuatro meses después de ocurrido el homicidio del periodista. Por eso ya no se pudo tener su declaración sobre su demostrad participación en estos hechos.

Con esta evidencia, un juez federal libró una orden de aprehensión contra Dámaso López Serrano, “El Minilic”, al que se le acusa de ser el autor intelectual en el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas. “El Minilic” se encuentra actualmente preso en Estados Unidos, luego de haberse entregado a la DEA, en julio del 2017, donde será notificado de la acusación formal por este asesinato.

De acuerdo a Gildo Garza, presidente de la Asociación Mexicana de Periodistas Desplazados y Agredidos (AMPDA), el mandamiento judicial contra el hijo de Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, fue librado por un juez con sede en el Centro de Justicia Penal Federal de Culiacán, luego que esto fuera solicitado por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE),

De acuerdo a Gildo Garza, “La FEADLE presentó declaraciones de dos testigos y pruebas para acreditar que ellos tenían acceso al Minilic, informes sobre la estructura del grupo criminal, además de los testimonios que señalan a Juan Francisco “El Quillo”, y Heriberto, “El Koala, como autores materiales”.

De esta forma queda esclarecido, y en vías de obtener justicia, uno de los crímenes más mediáticos cometidos contra el gremio periodístico mexicano; “El Koala” ya cuenta con una sentencia de 50 años de prisión por estos hechos, mientras que “El Quillo” sigue a la espera de una sentencia. “El Minilic” podría recibir sentencia hasta que sea devuelto por Estados Unidos a la justicia mexicana, una vez que salde la deuda pena que podrí ser de más de 30 años en aquel país.