Los colores de Marte

Los colores de Marte

14 agosto, 2019 0 Por Redacción

A menudo nos referimos a Marte con el sobrenombre de “Planeta Rojo”, debido a su color característico en el firmamento. Sin embargo, de cerca el planeta presenta todo tipo de tonalidades, desde el blanco brillante al negro azabache pasando por amarillos, rojos, verdes y marrones.

Estas diferencias de color son visibles desde los telescopios terrestres. Además de llamar la atención visualmente, también proporcionan mucha información sobre la composición y las propiedades del propio material superficial.

Se cree que Marte experimentó en el pasado una importante actividad volcánica. El planeta cuenta con algunos de los mayores volcanes del Sistema Solar (incluido el más grande de todos, Olympus Mons) y presenta varias provincias notables desde el punto de vista volcánico, como Tharsis y Elysium. Los volcanes en estas regiones llegaron a liberar polvo y ceniza que cubrió la superficie de Marte, formando oscuras arenas basálticas que, con el tiempo, se desplazaron y se fueron cubriendo con otros materiales.

Algunas de estas formaciones son restos de un antiguo sistema de valles fluviales. Estos valles se extendían por Terra Cimmeria, trasladando el agua y los materiales por toda el área. Esta agua quedó atrapada dentro del hielo y la nieve superficiales, aunque estudios recientes apuntan a varios episodios de deshielo que liberó el agua de los glaciares e hizo que fluyera por el planeta en estado líquido.

Alterada por el agua o el viento, por impactos o por otros medios, la superficie marciana es un entorno dinámico, y la sonda Mars Express de la ESA, en órbita alrededor del planeta desde 2003, ha logrado capturar en Marte todo tipo de fenómenos a lo largo de los últimos 16 años.

La sonda Mars Express de la ESA ha capturado el contraste cósmico de Terra Cimmeria, una región en las tierras altas del sur marciano caracterizada por la existencia de cráteres de impacto, valles esculpidos por el agua, y polvo y arena en multitud de tonos de chocolate y caramelo. (Foto: ESA)

Empleando instrumentos como la Cámara Estéreo de Alta Resolución, responsable de las nuevas imágenes, la sonda ha observado cómo gigantescas tormentas de arena levantaban material por los aires llegando a ocultar a la vista grandes áreas de la superficie , ha descubierto signos de antiguos sistemas fluviales subterráneos que apuntaría a un pasado más húmedo del planeta, y ha estudiado la atmósfera marciana en busca de indicios de moléculas que sabemos que están asociadas a la vida en la Tierra. Ha encontrado signos de actividad tectónica en momentos mucho más recientes de lo que se pensaba hasta ahora, ha observado cómo se formaban extrañas nubes para luego disiparse con las estaciones, ha explorado las manchas de hielo localizadas en los polos norte y sur marcianos y ha caracterizado las dos pequeñas y misteriosas lunas del planeta, Fobos y Deimos.

La flota de la ESA en Marte creció con la llegada en 2016 del Satélite para el estudio de Gases Traza de ExoMars, lanzado por la ESA y Roscosmos, que ha estado analizando con todo detalle la atmósfera del planeta y cartografiando su superficie. El año que viene, el róver Rosalind Franklin de ExoMars y su plataforma científica de superficie serán lanzados para ahondar en nuestros conocimientos sobre Marte desde su enigmática superficie. (Fuente: ESA)