La cuenta sigue, otro periodista asesinado en Veracruz; delincuencia y minera, posibles ejecutores de Celestino Ruiz Vázquez

La cuenta sigue, otro periodista asesinado en Veracruz; delincuencia y minera, posibles ejecutores de Celestino Ruiz Vázquez

3 agosto, 2019 0 Por J. Jesús Lemus

La cuenta de periodistas asesinados sigue, sin precedente: en una semana ya son tres los comunicadores que han caído abatidos por las balas de la delincuencia. La noche de ayer viernes, fue asesinado Jorge Celestino Ruiz Vásquez, en el municipio de Actopan, Veracruz, apenas 12 horas después de que en Zihuatanejo, Guerrero fue ejecutado Edgar Alberto Nava López.

La ola de violencia en la que está inmerso el periodismo no sido suficiente para que hasta el momento el gobierno federal manifieste una postura oficial al respecto, pese a que no hay precedente histórico de que en una semana fueran ejecutados tres trabajadores de los medios de comunicación. Solo 72 horas antes de los asesinatos de Jorge Celestino Ruiz y Edgar Alberto Nava se había registrado el homicidio de Rogelio Barragán Perez, en el Zacatepec, Morelos.

La ejecución de Jorge Celestino Ruiz Vásquez se registró al filo de las 21:15 de la noche de ayer viernes, según reportes de la policía municipal de Actopan, cuando fue localizado en la comunidad de La Bocanita, de esa misma localidad, el cuerpo sin vida de quien fuera colaborador del periódico El Gráfico de Xalapa. El cuerpo no presentaba huellas de violencia, solo un impacto de bala en la cabeza.

Según informes de la Fiscalía General de Justicia del estado de Veracruz, en el lugar tampoco se encontraron indicios de que el asesinato hubiera ocurrido en el lugar donde se encontró el cuerpo, por lo que -en primera instancia- se presume que el periodista fue asesinado en otro sitio, y su cuerpo fue abandonado sobre la carretera que va de la comunidad La Bocanita a La Esperanza

Víctima de la Confrontación entre Fiscalía y Gobierno Estatal

Jorge Celestino Ruiz ya había sido víctima de un ataque de muerte en octubre del 2018, cuando su auto fue baleado, luego de haber recibido tres amenazas de muerte, situación que le hizo buscar medidas de protección por parte del Mecanismo Federal de Protección de Periodistas, desde donde se le remitió para que el gobierno estatal de Veracruz le otorgara dichas medidas.

El asesinato de Jorge Celestino Ruiz no solo se considera colateral del estado convulso que se vive en Veracruz contra los comunicadores, sino resultado de la confrontación abierta que mantiene la Fiscalía General del Estado a cargo de Jorge Winckler y el propio gobernador Cuitláhuac García, los que no pudieron trabajar en forma conjunta para brindar las medidas de seguridad de este periodista.

Hay que recordar que tras el primer atentado de muerte que sufrió Jorge Celestino Ruiz, la Fiscalía del Estado recomendó a la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz un serie de medidas cautelares para preservar la vida del comunicador, pero en esa dependencia, por el pleito sostenido entre funcionarios, nunca se atendió la recomendación.

Al momento de su asesinato, el periodista ejecutado pese a necesitarlas no contaba con ningún tipo de medidas de protección por parte del gobierno de Veracruz, porque simplemente en la Secretaría de Seguridad Pública se hizo caso omiso a lo solicitado por la Fiscalía, según lo reconoció el propio Fiscal Jorge Winckler.

Delincuencia y Minera, Posibles Responsables

Sobre las posibles razones de este asesinato, según la versión de una fuente consultada al interior de la Fiscalía de Veracruz, se estableció como primera línea de investigación, la difusión de información policiaca por parte de Jorge Celestino Ruiz, quien fue incisivo sobre los nexos de corrupción entre el cartel de Los Zetas y funcionarios municipales y estatales, que estaban posibilitando el incremento de las extorsiones en la zona.

Otra línea de investigación que no se descarta, según la fuente de la Fiscalía de Estado, es la labor que realizaba Jorge Celestino Ruiz como parte de un grupo activista que en la zona de Actopan estaba difundiendo información para evitar que el proyecto minero Caballo Blanco, que pretende la explotación de una mina de oro en la zona, siguiera adelante.

Jorge Celestino Ruiz Vázquez apoyaba como parte del grupo difusor las acciones de resistencia que un grupo de vecinos de los municipios de Actopan y Alto Lucero realizan contra la minera canadiense Gold Group, la que se ha hecho dueña de 50 mil hectáreas de suelo para operar una mina de oro a cielo abierto a solo 3 kilómetros de distancia de la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde.

López Obrador, Omiso ante Asesinatos de Periodistas

El asesinato de Celestino Ruiz es ya el número 14 de periodistas que se registran en lo que va de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, y el número 12 en lo que va de este año. Con este homicidio también Veracruz se mantiene a la cabeza en el número de asesinatos de comunicadores, al sumar, solo del 2017 a la fecha seis homicidios de comunicadores.

El 19 de marzo del 2017 fue asesinado, en el municipio de Yanga, Ricardo Monlui Cabrera; Edwin Rivera Paz, un periodista desplazado de Honduras, fue asesinado en Acayucan el 10 de julio de ese año; Cándido Ríos Vásquez, fue ejecutado el 22 de agosto del 2017, en el municipio de Hueyapan; Gumaro Pérez Aguilando, fue privado de la vida en Acayucan, el 19 de diciembre del 2017. Por su parte, Leobardo Vásquez Atzin, fue ejecutado en el municipio de Gutiérrez Zamora, el 21 de marzo del 2018, y ahora Jorge Celestino Ruiz Vázquez, cayó en Actopan.

Frente a esta ola de violencia contra el gremio periodístico, que ya es por mucho mayor a la que se registra en países en guerra, como Siria, el presidente de la república no ha sido capaz de emitir una postura oficial, más bien a salido a dar condolencias por el asesinato de un migrante –también muy lamentable- en Coahuila, antes que enviar un mensaje a los familiares de los periodistas asesinados.